Parque

Se le conoce como “el pulmón verde” de la Región de Murcia. Pero el Parque Regional de Sierra Espuña es mucho más; es el corazón que palpita vibrante de vida, albergando infinidad de especies vegetales y animales.

Son los sentidos que se despiertan en el que lo visita. Este lugar permite deleitarse con el verde manto de los pinos, la diversidad de colores de sus paisajes, los tonos naranjas y rosas de los Barrancos de Gebas al atardecer, o el cielo azul y limpio que se vislumbra entre las copas de los árboles.

Numerosas plantas nos regalan sus aromas durante la primavera, el conocido olor a romero y tomillo estará presente durante nuestro recorrido y otras plantas, como la jara, se ofrecen a ser acariciadas, recordándonos el suave tacto del terciopelo.

En todo momento estaremos acompañados por diversidad de sonidos a nuestro alrededor, el canto de decenas de pajarillos, los chasquidos de las inquietas ardillas, o el piar lejano de majestuosas rapaces, que, como el águila real, vuelan surcando el cielo de Espuña.

El visitante que conoce el Parque Regional de Sierra Espuña siempre vuelve. Y quien no lo conoce no puede dejar de vivir esta experiencia.